jueves, 25 de agosto de 2016

RETOMAMOS EL BLOG CON NUESTROS VIAJES

Aunque hace mucho tiempo que no entramos a publicar, hemos decidido Ángel y yo retomar el blog para hablar de nuestros viajes.
A partir de mañana , escribiremos sobre Dinamarca y Suecia. 
Un saludo

lunes, 20 de enero de 2014

Paseo por Valverde de los Arroyos

Hace muchos años que tuve la oportunidad de conocer el pueblo. Tantos que no recordaba la mayor parte de los detalles y sorprendentemente, la mejora y cuidado del pueblo y ser nombrado uno de los pueblos más bonitos de España ha favorecido a la localidad, a la que llega mucho turismo en busca de sabor añejo, de naturaleza y arquitectura bien "cuidada".

Dejamos a primera hora los coches en el aparcamiento habilitado para visitantes (Esta prohibido el acceso al pueblo en coche), que se encuentra subiendo una fuerte rampa pavimentada en hormigón en el margen izquierdo de la carretera que viene desde Tamajón.
Desde allí comenzaremos andar por la calzada pavimentada en dirección al pueblo.



Después de coger todas las bolas de nieve del mundo mundial, con los chicos logramos pasear por las calles de este bonito pueblo, pasando por la plaza y siguiendo por la calle que sube hacia nuestra derecha, que nos llevara hasta un campo de fútbol.
El campo de fútbol estaba totalmente nevado y helado y allí los chicos pudieron jugar a sus anchas, tirándose más bolas de nieve, probando los charcos helados, tirándo bolas desde el tobogán.
Cuando ya logramos , por fin, convencerles de hacer una pequeña ruta, nos dirigimos en un principio a las Chorreras de Despeñaelagua. El sendero ligeramente, va estrechándose según cogemos altura. Cuando se abre hacia nosotros la montaña, ya nos son visibles como a un kilómetro y medio Las Chorreras de Despeñaelagua.
El sendero se bifurca en apenas unos cuatrocientos metros, nosotros continuaremos por el de nuestra izquierda (El de la derecha sube directamente al Ocejón). Es aquí donde algún mayor accede a las cascadas,  mientras los pequeños juegan a ser Jesús Calleja y escalan las rocas , bajo un tímido sol reconfortante.














lunes, 30 de diciembre de 2013

viernes, 27 de diciembre de 2013

De visitas a museos









Un día en muy grata compañía.
Velázquez en el Prado .
Juegos y dibujos en Caixaforum.
Lo mejor: ver a los niños disfrutar.

viernes, 18 de octubre de 2013

ENCUENTRO CON JULIO LLAMAZARES

Este verano , en un campamento al que asistí como educadora, 40 niños y 11 educadores tuvieron la oportunidad de recrearse con un cielo estrellado, en la montaña leonesa. 

Esos 40 niños miraban intensamente cada estrella que uno de los educadores indicaba, contando su historia. Y al son de su voz, serenamente, algunos se fueron quedando dormidos. 

El aroma a hierba , a leña húmeda, a romero y té de roca se paseaba suavemente entre la maraña de mantas y sacos de dormir dispuestos para ver el Carro , la Osa Mayor. 

Sé que esos niños mantienen en el recuerdo esa noche apacible y esos aprendizajes que, muchos, hemos escuchado de padres a hijos, de abuelos a nietos.

Llegando el otoño escucho la noticia de que Julio Llamazares presenta su libro " Las lágrimas de San Lorenzo" en Alcalá de Henares, a través de la mano de Javier, librero de siempre. 

Mis pupilas se iluminan y el corazón se alborota. Admiro a Julio como escritor , como ciudadano con conciencia social y como paisano.

Leo "lagrimas de San Lorenzo" con la misma avidez con la que leo toda su obra desde hace años y que de una manera u otra han dejado huella en mi vida. 

Como libro que ha de estar en la mesilla de noche o en la estantería más visible de la casa, una de sus obrad "El río del Olvido” forma parte de cada uno de los habitantes del Valle del Curueño, río helado que cruza pueblos casi inhóspitos de la montaña leonesa. 

Cada uno de los paisanos y paisanas del Valle recuerda orgulloso el paso del “viajero” conociendo cada palmo , cada anécdota, cada tradición. En el “río del Olvido” aparecen en algunos fragmentos, familia cercana por lo que mi vinculación con el libro es estrecha, reconozco en él cada escena que narra. 

Y las estrellas que nuestros niños vieron este verano son las mismas que el protagonista del libro visiona con su hijo . 

Esta obra que hoy Julio nos presenta en el Círculo de Contribuyentes, en un salón repleto de público, es una alegoría del paso del tiempo, de la fugacidad de la vida. Igual que estos niños en el campamento, en León, cualquier ciudadano en cualquier parte del mundo mira al cielo y ve esa estrella y todos , o casi todos, ponemos esperanza en ese brillo en el firmamento, que nos ayuda a seguir perviviendo y no perdernos en el olvido eterno. ”Las lágrimas de San Lorenzo" nos cuenta con detalles y lenguaje muy sencillo aquello que cualquiera de los lectores puede sentir. Nos vinculamos a sus descripciones, a sus olores tan nítidos, a sus recuerdos tan "vivibles".

 He de decir que me sorprendió gratamente que Julio llenara el Círculo de Contribuyentes, con estudiantes, libreros, bibliotecarios, lectores fieles, paisanos de distintas edades. 

Tuve la oportunidad de poder hablar con él sosegadamente , me firmó un libro y conocía/reconocía a parientes que aparecen en "El río del olvido". Me encantó además cómo verbalizó su trabajo a la hora de escribir, de describir , de no necesitar lectores masa, sino de crear con su magia lectores fieles. No ser un escritor de grandes premios literarios comerciales, sino un escritor con el que muchos hemos logrado vincularnos, disfrutar, sentir angustia, rememorar...

JULIO LLAMAZARES nació en Vegamián (León) escribe desde hace muchos años tanto ensayo como poesía, guiones cinematográficos. Sus obras más conocidas son "La lluvia amarilla", "Trás-os-Montes" y "Las rosas de piedra. Maravillosas son para mi la mencionada novela "El río del olvido" y "Escenas de cine mudo" y la emocionante y dolorosa "Luna de lobos". 

 Para terminar, recomiendo vivamente que veáis este documental titulado "esta es mi tierra´. León , memoria de la nieve" en el que Julio describe esos paisajes que vivió desde niño y que con tanta magistralidad describe en su novela "El río del olvido"

Jacqueline Trillo Sánchez -Club de lectura Biblioteca María Zambrano 








sábado, 15 de junio de 2013

PRIMAVERA













Bellas fotos en el Jardín Botánico de Alcalá de Henares. Un día cálido junto a amigos y buena comida es un buen plan.