viernes, 22 de agosto de 2008

SOY LIBRE


Eso es lo que piensa Ángel cuando, con los manguitos, se puede desplazar por toda la piscina él solo, con nuestra supervisión, por supuesto.
Es libre porque puede moverse, está aprendiendo, no va cogido de mi brazo, así que va haciéndose autónomo.
Yo aproveché y mientras Juan y Vito vigilaban al peque, yo dí unas cuantas brazadas en una piscina municipal casi vacía, tranquila, sólo para nosotros.

1 comentario:

dependedeldia dijo...

Fantastica tarde la vuestra, que bien se lo pasan los niños en el agua, es cambiar de mundo. Despues de las 4 gotas que cayeron ayer y pasarme el dia entero en casa limpiando, hoy si me toca meter la cabeza bajo el agua, que ha salido el sol. Espero que tengas un feliz domingo.