lunes, 11 de agosto de 2008

EA, ME HAN DADO UN PREMIO


Mi buena amiga Marga, pensando en mi, me ha dado un regalito. No sé si un regalito inocente o una provocación para que haga una reflexión en profundidad.
Además de la plaquita correspondiente, me incita a contaros cuáles son aquellas cosas que me hacen feliz.



  1. Tomarme en mi supersofá una cocacola con patatas y aceitunas manzanilla sin hueso.

  2. Leer el periódico los domingos, otra vez en mi supersofá, con el sol suave entrando en el interior, compartiendo el suplemento con Juan, mientras Vito y Ángel escuchan música o juegan con los cochecitos.

  3. Que los míos me digan: "te quiero" y todo lo demás que lleva el amor familiar.

  4. Una mirada tierna de enloquecerte del pequeño Ángel.

  5. Ver a mi hijo mayor Vito crecer y madurar, trabajar mucho, pero sintiéndose a gusto.

  6. Seguir desarrollando mi voluntariado, con alguna sofoquina, falta de tiempo, pero sobre todo, sabiendo que lo que hago tiene sentido, es necesario, compensa a la gente y al barrio donde vivo.

  7. Sentirme querida y acompañada por mis pluscuamperfectas y mis mamis. Ellas saben que son muchos años y la compañía, consejos, apoyo son gratos y bien recibidos.

  8. Irme a una librería (grande o pequeña, tradicional o hipermoderna) a oler libros, leer títulos, imaginar historias y comprarlos con la inquietud de abrir la bolsa en cuanto puedo encontrar un sitio para sentarme.

  9. Poder ir una o dos veces al año a mi pueblo, a León, a la montaña Central y volver a ver el río Curueño de tantas leyendas, el pico Bodón, Valdemaría, los pueblos chiquitos, recónditos, donde saborear un traguito de orujo y unas lascas de cecina, donde ver a mis tíos, ya mayores., recordar a mi madre ya ausente. Respirar aire fresco, limpio, de un valle donde la inmensidad me hace chica y grande al mismo tiempo.

  10. Pasear sin prisas por Alcalá,. imaginando que Juana La Loca me sale al camino y me acompaña, mirar el reloj de sol de los Doctrinos, volver a entrar en el Colegio de Málaga (mi facultad de Filología) e imaginar antiguos estudiantes en las mismas aulas donde estudié yo. Tomar un café en el Hemisferio, mientras mi hijo trotea el patio y Juan y yo saboreamos ese intenso sabor y olor. Recordar a mi padre y a todos los míos, en los duros tiempos de la posguerra.

  11. Echar una mirada a mis codiciados tesoros de Venezuela. Las cosas de mi madre, sus tapices, sábanas, adornos. Remirar las fotos y encontrarme en ellas con mis padres y hermano, en mi antiguo cole, en la playa donde aprendí a nadar, en la montaña donde los domingos subíamos todos a pasar el día, jugar a caballito en las piernas de mi padre, en los parajes que me hicieron madurar, donde fuimos felices antes de venir a España y que la vida nos diera la vuelta por completo.

  12. Poner esa música que mueve mi cuerpo sin poder contenerte. Escuchar esa canción o esa pieza que me remueve recuerdos impactantes. Allí estuve , allí sentí, allí viví. La música me acompaña.

Ahora le paso el premio a tres blogueras:


5 comentarios:

Lux dijo...

Me ha encantado leer este meme, es muy bonito. Y gracias por nominarme pero esto hay que mascarlo con tiempo así que no te preocupes que hacerlo lo hago seguro.

Un beso.

dependedeldia dijo...

Me encanta leerte como siempre y que profundizen en ti misma compartiendolo con las demás.

nimenos dijo...

Eres venezolana? O estás en Venezuela?... yo tengo muchísima familia allí.... que curioso

nimenos dijo...

Más coincidencias, acabo de leer tu entrada sobre la Cafetería Hontanares y no sabes como me ha emocionado... ahora va a hacer un año de que un buen amigo se me marchara para siempre, y ese amigo tenía una relación muy estrecha con esa cafetería....

Me han dado escalofríos.

Muchos besos reina, y el próximo martes cuando te tomes el café piensa aunque sólo sea un segundo en mi.... Te lo agradeceré.

jacobita dijo...

Así, será, nimenos. Un segundo o mucho más.
Soy nacida en Venezuela hija de españoles y ya llevo más de media vida aquí, pero tantos recuerdos de mi tierra natal!!!