martes, 22 de julio de 2008

UN REENCUENTRO CON MI PASADO



A principios de los años 60 mi padre y mi madre tomaban cañitas en esta cafetería.

Aquí fue donde decidieron su futuro, marchando primero mi madre a Venezuela, abriendo camino, junto a sus hermanos. Un año después, ya casados por poderes, pudo ir mi padre.

Allí crearon la familia Trillo Sánchez, de la cual soy digna heredera.


Mientras vivimos en Venezuela, mis padres no hacían más que recordar momentos de España: La Gran Vía de Madrid, el Hotel Castellana Hilton (Hoy Hotel Intercontinental) donde trabajaba mi madre y veía a estrellas del cine, de la música y de los toros;el Retiro, la música, el café donde solían quedar antes de salir o al despedirse.


Años después volvimos a España y mi padre ya no pudo acompañarnos a tomar un rico café en Hontanares, que seguía estando en el mismo lugar, con la misma pastelería de la que siempre me hablaban (incluso abriendo nuevos establecimientos) y mi madre, siempre que íbamos a Madrid pedía para allí y oler y recordar los buenos momentos.


Mi hijo Vito compartió momentos con ella divinos, allí quedamos con nuestra otra familia (el hermano de Vito y su padre adoptivo) y allí ha trasteado Ángel por sus pasillos.


Todos los martes desde hace 5 años, cuando voy a Madrid a dar clase, paro en Hontanares, me siento en las mesas que se ubican en el mismo lugar donde décadas antes se sentaban mis padres, me pido un sandwich mixto, una cocacola y un café descafeinado y siento que me reencuentro con los míos.


El camarero, de mediana edad, que me conoce de siempre y conoce mi historia, termina invitándome siempre a mi descafeinado expresso, que saboreo con auténtico placer.

5 comentarios:

lakua dijo...

jaco que historia tan bonitaaa, no me extraña que esa cafeteria sea un sitio tan especial para ti, y ahora tambien para vito y angel, seguro que ellos de mayores tambien tendran uno de sus mejores recuerdos en este sitio

Lux dijo...

Una historia preciosa. Sigue yendo por ahí y recuerda esos momentos que no deben caer en el olvido.

dependedeldia dijo...

Preciosa la historia.Seguro que ese café es el mejor de la semana.

Arantxa dijo...

Ya decía yo que algo me había perdido en el foro y claro, estaba aquí, en tu paraiso secreto [o no tanto;-)]
PRECIOSA historia

jacobita dijo...

Paraíso secreto a la mano de todas vosotras. Gracias, Arantxa