lunes, 7 de julio de 2008

DÍAS DE VINO Y SIESTA

No puedo con el alcohol. Debo tener intolerancia o los años me afectan más de la cuenta.
Salgo con amigos y me tomo un "tintito de verano" y extrañamente, en vez de divertirme como en los anuncios, me entra una soñarrera y sólo quiero irme a mi sofá.

Los cuarenta y... me sientan fatal.

1 comentario:

dependedeldia dijo...

Jaco me pasa igual, en si me tomo una copa me entra un sueño y una modorra, jajaja, lo mejor será tomarnos dos o tres y pasar el bache.