sábado, 7 de junio de 2008

EL REGRESO

Se acerca el 20 de junio y hay dos motivos inmensos que me hacen ser feliz. Uno de ellos irme de campamento 10 días a la montaña, con un buen equipo, con un grupo de chicos cuyos ojos se abren a cada paso que disfrutan, ven, descubren... y el otro, volver a la tierra familiar.

La montaña central leonesa, acompañada de un río truchero, el Curueño es un mar de recuerdos para esta viajera, quien “reconoce cada curva y cada cuesta” como decía Julio Llamazares en su libro, es el regreso a mi niñez y adolescencia , a las vacaciones veraniegas en las que mi madre , por su trabajo, muchos años me dejó con mis tías y primas y la libertad llegaba. Días largos y calurosos de bicicleta, río, juegos en el campo, largas siestas y charlas nocturnas en en banco. Y cuando llegaban las fiestas, ya adolescentes, con permiso de la familia, todos y todas íbamos de pueblo en pueblo a bailar, al teleclub , a la era, a tomarnos nuestro orujito en queimada, un trozo de chorizo ahumado, unos dulces y a disfrutar alegremente la noche siempre estrellada.
Después, cada año viajé con mi madre y hermano a disfrutar de unos días, cuando comenzaron las obligaciones laborales. Al tiempo se unieron nuestras parejas , mientras mi madre ya jubilada,k pasaba con su hermana todo el estío. Y ahora con nuestros hijos ,desafortunadamente sin la abuela, a recordar esos parajes, a enseñar a mi hijo chico como se plantan lechugas, como jugar al bolo leonés, como meterse en el gélido río y ver a mi tío, un gran hombre mayor, coger truchas.

Ya los veranos no son como antes, que duraban casi tres meses y te entristecías al tener que volver a casa, al colegio, abandonar a tus amigos e irte a Madrid hasta el verano siguiente. Ahora 10 días son explotados al máximo, queriendo coger el olor del tomillo y del te de roca, el sabor de la cecina y la comida bien hecha, de las imágenes del Pico Bodón a los pies del pueblo que se me aparece muchas noches en mis sueños y en mis recuerdos.

5 comentarios:

dependedeldia dijo...

Que bonitos paisajes Jaco, son preciosos, seguro que disfrutareis del campa, vendreis con la pila cargada y con un bonito recuerdo como los que tienes de antaño.

Vintage dijo...

PAISANA!!!!!!! Que alegría!!
Estas allá desde hace muchos añitos!!
Supongo que aun conservas uno que otro recuerdo de esta patria!!
Ya no es lo que era antes, pero la gente es la misma, su calidez, sus paisajes (un poquito mas deteriorados, pero siguen hermosos)..
Naciste aquí en caracas??
Intentare tomarle fotos a la ciudad, para que la sientas mas cerca!!
Las imágenes de tu post, me recordaron al Ávila..Montaña bendita!
Que bonitos los veranos en tu otra tierra!! No sabes que ganitas me dieron de irme al tachira, a pasar las vacaciones con mis primos!!
Mil besos!!

lakua dijo...

jaco que bonito sitio y que bonitos recuerdos, me has hecho recordar los veranos en el pueblo de mi padre, en castilla pero nada que ver con esto, mucho mas de secano, pero coincido en lo de la bici, todo el dia estabamos con ella, juntarnos los vecinos en la calle al atardecer cuando se pasaba el calor, luego las fiestas, cada dia habia fiesta en algun pueblo, las peñas, las bodegas, los bailes, gracias por hacerme recordar todo

Lux dijo...

Que bonito, yo he estado pero de pasada.
Al final he privatizado mi blog así que mándame un correo con tu mail para añadirte.

gelos dijo...

ayyyyyyyy, los veranos de tres meses¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ dónde están??? volverán algun dia??? tendremos para entonces la misma capacidad de disfrutarlos???