lunes, 21 de abril de 2008

MAREJADA

Las circunstancias me llevan en estos momentos a sentirme dentro de una marejada, que me lleva a un lado y a otro, siempre ondulante, arrastrándome.

A veces, salgo a respirar un poco, pero siempre, siempre, algo tira desde el fondo del mar y me vuelve a llevar a su ritmo, a sus ondas batidas por la presión y el viento, sin parar, porque no hay parada.

Es seguro que la marejada termine sus días en una playa tranquila, con pequeñas olas, insignificantes, pero después de haber dejado mucho daño tras de si.

Yo sólo tengo puesta la mirada de mi vida en los días finales de junio, después de ... después de todo: proyectos, subvenciones, bases de datos, presupuestos, clases, exposiciones, montajes, desmontajes, campamentos, inscripciones, mercadillo benéfico y que la marea me deje a los pies de una playa tranquila: mi casa, mi sofá, "los míos", mi café después de comer en mi sofá, un libro en mi mesilla de noche que siempre abro y leo, una película que saboreo y comento, una tarde de parque serena, sin las prisas de "vamos, que es tarde, que tienes que ducharte, cenar, dormirte para que yo pueda.... trabajar, eso, trabajar".

Sé que todo lo que hago tiene sentido, que es un puzzle encajable, necesario, pero estoy en medio y no puedo elegir ... ahora.

Sólo se me ocurre pensar ahora mismo en Sting cuando cantaba "If you love somebody, set them free" o en Amancio Prada cantando "libre te quiero".

Espero deciros en junio que soy más libre, que mis tardes son disfrutadas y saboreadas, que mi vida retoma un ritmo más normal y empiezo yo a ser más "yo".


Estos vídeos son cortesía de Youtube.
cortesía de universalmusicgroup

cortesía de Gaditaemilio.

2 comentarios:

dependedeldia dijo...

Animo Jaco, todos los lios, nervios y malhumores tienen su fin, entonces viene la calma, la paz y el sosiego.
Me encanta leerte y como te expresas, un abrazo y relajate un poco.

Enan dijo...

Bichete mío, desde aquí te mando un flotador para que te agarres bien fuerte y no te lleve la marea. Un besote muy grande y como te ha dicho Marga relájate un poquito mi niña.